Concierto en Jacksonville

Concierto en Jacksonville



Bienvenidos!!!


Bienvenidos a este espacio...Yme apresuro a aclarar que -como me comentó hace poco una señora al parecer desilusionada- este no es un blog de música, o exclusivamente de música...Si bien es importante en mi vida, tambien existen otros temas que iran saliendo como al pasar. Y no serán temas emanados exclusivamente de Conservatorios o Universidades; serán el resultado de lo adquirido al recorrer el camino que forma a todos los seres humanos desde que nacen: el de la Vida.

PROXIMAS ACTUACIONES

Viernes 22 de agosto: Museo del Vino .Maldonado y Gutiérrez Ruiz. Hora 21:30. Cubierto artístico: $250.

Viernes 29 de agosto: Museo del Vino Maldonado y Gutiérrez Ruiz. Hora 21:30. Cubierto artístico: $250.

Noneto Sala Zitarrosa_11 de Marzo del 2011

Noneto Sala Zitarrosa_11 de Marzo del 2011
Alvaro Hagopian (Piano) Cono Castro (contrabajo) Jorge Trasante (Percusión) Matias Craciun y Franco Locardi (violines) Bruno González (viola) Rodrigo Riera (cello) Jorge Nocetti (Guitarra electrica) Nestor Vaz (bandoneón)

Noneto con Larbanois Carrero

Fotos del Quinteto

Fotos del Quinteto
Quinteto en La Spezia (Julio 2009)

Quinteto en Guambia (julio 2009)

Quinteto en Jacksonville (julio 2010)

Matias Craciun

Alvaro Hagopian

Cono Castro

Jorge Nocetti

Nestor Vaz

SECCION DE FRASES SUELTAS (Que también podria llamarse "Fuera de contexto...")

Pensamientos que surgen, o que vamos encontrando por ahi....


Hay un punto en tu vida, en el que te dás cuenta: quién importa, quién nunca importó, quién no importa más, y quién siempre importará.


No todas las distancias son ausencias, ni todos los silencios son olvidos, pero como se parecen!!!


Tengo todo el tiempo del Mundo, pero no quiero perderlo ahora....


Intento vivir con el paradigma de decir lo que pienso y hacer lo que digo. (Líber Seregni)


Hay basura por todos lados. Pero lo contundente es irreversible. Lo bueno es bueno, y lo mediocre es mediocre. (Hugo Fatoruso, sobre el buen gusto musical)


Nos volvemos muy viejos demasiado pronto, y un poco sabios demasiado tarde....


Siempre el coraje es mejor.La esperanza nunca es vana.(Jorge Luis Borges)


Si el Mundo fue, ya no sera una porqueria, porque en el Mundo estamos vos y yo. (Horacio A. Ferrer)


Es mas facil desintegrar un atomo que un preconcepto (Albert Einstein).

Dejá no me lo repitas más
nosotros y ellos vos y yo
que nadie se ponga en mi lugar
que nadie me mida el corazón.
(Fernando Cabrera, "La casa de al lado")

miércoles, 24 de marzo de 2010

21.-COSAS DEL PRIMER MUNDO

(Dedicado a Leandro Steinmander y Victor Simon, amigos argentinos en Montreal)

Juan Carlos guardó sus herramientas de albañil en silencio. También en silencio aprontó su bolso de mano, acondicionó el termo con agua caliente y el mate ya ensillado, y enfiló hacia la parada en la Interbalnearia. Como todos los días, esperó a que el tránsito aflojara para cruzar la amplia avenida. Llegó a la parada, y bajo el toldito de chapas se dispuso a esperar el ómnibus hasta Tres Cruces. De allí, el 370 lo llevaría al Cerro. Casi 2 horas de viaje, como todos los días.
Todavía en la parada a la altura de Lomas de Solymar, como todos los días, vio un enorme avión que se iba hacia el norte y en ese momento tomó la determinación. Lo conversaría esa misma noche con la patrona. Había escuchado hablar de Canadá, pero no tenía la más pálida idea de donde quedaba, ni que idioma hablaban.
Al pasar el Pantanoso, entró en el barrio. Vivían ahí desde que se habían casado. Observó las decenas de ómnibus iluminados que subían el repecho, todos llenos con los obreros que regresaban del trabajo. Relojeó el supermercado lleno de gente y el estacionamiento lleno de autos.
Espero que mi mujer haya hecho las compras, pensó....
Aguardó hasta la sobremesa para decirle sin preámbulos:
-Todo el mundo se va para Canadá, que te parece si vendemos las cosas y nos vamos?
Ella, sorprendida, tratando de ganar tiempo, recogió las migas del mantel, mientras se debatía entre el amor filial a sus hijos, ya grandes, y el amor mezclado con el sentido del deber de seguirlo a todas partes, como le habían inculcado en la Iglesia. También pensó que tendría que dejar la pequeña empresa de limpieza que había logrado montar luego de tantos años.
No lo pensaron mucho tiempo. Ni averiguaron mucho. Vendieron sus cosas, se hicieron de unos pesos y se fueron a comprar el pasaje.
-Dos pasajes a Canadá, le dijo él a la rubia que los atendió en la agencia de viajes.
La chica, sorprendida, rompió su rutina y preguntó:
-Si, pero….. a qué lugar. Canadá es muy grande. Puede ser a Toronto, a Montreal, a Ottawa. Debe decirme a que ciudad piensa ir para ver los cupos. Viaja muchísima gente....
-¿Ud. qué me recomienda?
Ella recién ahí se percató de la ropa humilde, de las manos resecas por la mezcla.
-Mire.....la verdad....no sé....Es un poco difícil opinar qué es lo mejor....No sé...Quizá Montreal, dicen que allí son mas benévolos con los inmigrantes....y además....
-Hecho entonces. Deme dos pasajes para Montreal.
Al otro día, se lo comunicó al patrón. Tan sorprendido como la rubia de la agencia, éste le preguntó al futuro viajero por qué lo hacía. No obtuvo respuesta.
-Justamente ahora, Juan Carlos, que tenemos tanto laburo. Fíjese la cantidad de obras que hay para hacer... Ya tengo 4 casas mas para construir aquí solo, en Solymar....No es fácil en estos momentos conseguir un capataz de obra como Ud.
Juan Carlos se mantuvo firme....Salía en un mes....
Los hijos los alentaron.
-No se preocupen, dijeron. Nosotros estamos bien, con trabajo, vayan Uds. Y quizá los vayamos a visitar algún día.
Finalmente, en la fecha estipulada, se embarcaron. Los dólares guardados en la media derecha de él. Los documentos, pasajes y las tarjetas de embarque en la cartera de ella.
Era la primera vez que subían a un avión, pero el viaje resultó una maravilla.
El avión de la aerolínea uruguaya era espléndido, así como la comida, la atención, las películas, los asientos enormes .... Además, iba directo a Nueva York. Desde allí, sería una pasada el viaje a Montreal.
El capitán era tan bueno que hizo un sorteo entre los pasajeros para ver el aterrizaje desde la cabina. Juan Carlos se quedó con la sospecha de que hubo trampa, no podían andar con tanta buena suerte: ganaron ellos!!!!
Así fue que antes de aterrizar en el Kennedy, pudieron ver la estatua de la Libertad y las torres gemelas, y decenas de aviones que parecían pelearse por bajar o subir...
La Aduana.
-No te preocupes, le dijo él canchero a su señora...Andamos con suerte...Poné cara de turista.
Y se ubicaron en la fila numero tres, devotos sanconianos como eran...
Seis enormes rubios llenos de teléfonos, esposas, sprys diversos y otras yerbas, esperaban amenazantes debajo de un enorme cartel de “Welcome “.
-Que grande el Oscar, está en todos lados, dijo él sonriente. Y se acordó de su querido Verdirrojo....y en asociación, del Rampla...
Llegado su turno, el rubio de turno detrás de la computadora los atendió.
El entregó los pasaportes azules. El rubio los miró mientras ojeaba las fotos. Revisó los pasaportes de frente y de perfil, los pasó por aparatos detectores de falsificaciones, de contaminaciones, de miedosos, de atrevidos, de legales, de ilegales, de turistas, de olores de perro, de olores de fritos, etc.
-De donde vienen, preguntó en perfecto español.
Como si hubiéramos subido en el camino...pensó Juan Carlos.
-De Uruguay...
-¿Eso donde queda?
-En América del sur, al lado de Buenos Aires, dijo él ya no tan canchero.
El rubio de la computadora sin percatarse de la leve inexactitud geográfica, tecleó U-r-u-g-u-a-y en el keyboard. Observando una window de la screenplay, dijo con aire triunfante:
-Ah,....vienen del Tercer Mundo.
-No señor dijo prestamente Juan Carlos. Los uruguayos estamos en el primero....
-Aquí la computadora me dice que Uruguay está en el Tercer Mundo.
-Pero Señor, los datos de la computadora deben estar mal....Probablemente no los actualizaron!!!!
El rubio comenzó a perder la paciencia, que naturalmente ya era escasa....
-Ud. debe saber que las computadoras nunca fallan, y menos aquí. No pueden entrar.
Además, para entrar al Primer Mundo hay que pasar primero por el Segundo...Eso es obligatorio, dijo el rubio.
-¿Por el Segundo Mundo? ¿Y eso donde queda, preguntó ahora Juan Carlos?
-Ah, no sé, no es mi problema. Acá la computadora no me dice nada. No pueden entrar. Vuelva al tercero y suba al segundo para que le firmen los papeles.
Juan Carlos entró en cólera mientras su mujer lloraba sentada en la valija. Los rubios gigantes lo dominaron prestamente.
Dando golpes al vacío, vociferando contra Obama y la re ...p.... madre que lo p....., su mujer lo despertó:
-Viejo, viejo, estabas soñando....
El, transpirando por la lucha, recuperó el sentido de la realidad y dijo:
-Era una pesadilla. Vieja, haceme el favor, calentame el agua y ponela en el termo que si pierdo el ómnibus llego tarde a la obra....

1 comentario: