Concierto en Jacksonville

Concierto en Jacksonville



Bienvenidos!!!


Bienvenidos a este espacio...Yme apresuro a aclarar que -como me comentó hace poco una señora al parecer desilusionada- este no es un blog de música, o exclusivamente de música...Si bien es importante en mi vida, tambien existen otros temas que iran saliendo como al pasar. Y no serán temas emanados exclusivamente de Conservatorios o Universidades; serán el resultado de lo adquirido al recorrer el camino que forma a todos los seres humanos desde que nacen: el de la Vida.

PROXIMAS ACTUACIONES

Viernes 22 de agosto: Museo del Vino .Maldonado y Gutiérrez Ruiz. Hora 21:30. Cubierto artístico: $250.

Viernes 29 de agosto: Museo del Vino Maldonado y Gutiérrez Ruiz. Hora 21:30. Cubierto artístico: $250.

Noneto Sala Zitarrosa_11 de Marzo del 2011

Noneto Sala Zitarrosa_11 de Marzo del 2011
Alvaro Hagopian (Piano) Cono Castro (contrabajo) Jorge Trasante (Percusión) Matias Craciun y Franco Locardi (violines) Bruno González (viola) Rodrigo Riera (cello) Jorge Nocetti (Guitarra electrica) Nestor Vaz (bandoneón)

Noneto con Larbanois Carrero

Fotos del Quinteto

Fotos del Quinteto
Quinteto en La Spezia (Julio 2009)

Quinteto en Guambia (julio 2009)

Quinteto en Jacksonville (julio 2010)

Matias Craciun

Alvaro Hagopian

Cono Castro

Jorge Nocetti

Nestor Vaz

SECCION DE FRASES SUELTAS (Que también podria llamarse "Fuera de contexto...")

Pensamientos que surgen, o que vamos encontrando por ahi....


Hay un punto en tu vida, en el que te dás cuenta: quién importa, quién nunca importó, quién no importa más, y quién siempre importará.


No todas las distancias son ausencias, ni todos los silencios son olvidos, pero como se parecen!!!


Tengo todo el tiempo del Mundo, pero no quiero perderlo ahora....


Intento vivir con el paradigma de decir lo que pienso y hacer lo que digo. (Líber Seregni)


Hay basura por todos lados. Pero lo contundente es irreversible. Lo bueno es bueno, y lo mediocre es mediocre. (Hugo Fatoruso, sobre el buen gusto musical)


Nos volvemos muy viejos demasiado pronto, y un poco sabios demasiado tarde....


Siempre el coraje es mejor.La esperanza nunca es vana.(Jorge Luis Borges)


Si el Mundo fue, ya no sera una porqueria, porque en el Mundo estamos vos y yo. (Horacio A. Ferrer)


Es mas facil desintegrar un atomo que un preconcepto (Albert Einstein).

Dejá no me lo repitas más
nosotros y ellos vos y yo
que nadie se ponga en mi lugar
que nadie me mida el corazón.
(Fernando Cabrera, "La casa de al lado")

lunes, 31 de agosto de 2009

15.-REMBRANDT, ANNA FRANK, Y LA LUZ.....

Algunos seres humanos trascienden.
En la política, en la religión, en el arte, en el deporte, o en tantas cosas mas....También están los que trascienden en la guerra, la xenofobia, el oscurantismo, pero además están los que lo hacen en la defensa de la paz, la libertad, la solidaridad, en la defensa de los valores esenciales del propio Hombre.
Desde un punto de vista bélico, competitivo, se dice que la Historia la escriben los ganadores...y puede ser cierto.
Pero también la escriben los que hacen que su obra, sus ideales, sus pensamientos y sus ejemplos de vida se expandan mas allá de su entorno original, mas allá de su tiempo, para establecerse finalmente en el patrimonio de la Humanidad.
Claro que esos hombres nacieron, se desarrollaron y finalmente murieron, tuvieron un espacio y un tiempo donde transcurrieron su experiencia vital.
Generalmente, aunque es de lamentar que no siempre, las sociedades tienden a preservar los lugares físicos donde trabajaron, donde realizaron su creación, a manera de resguardo de los avances de la piqueta del progreso que construye destruyendo, y/o incluso del olvido de las generaciones posteriores.
Eso se ve aquí en Uruguay y en muchos lugares del Mundo.
El objetivo de preservar la casa de Juan Zorrilla de San Martín, la de Lavalleja, la de los Artigas en el Sauce o la de Leandro Gómez en Paysandú no se diferencia en nada del de preservar la de Anna Frank y la de Rembrandt en Ámsterdam, la de Huemes en Salta o la de Federico Garcia Lorca en Fuentevaqueros, en los alrededores de Granada.
Es que cuando por razones del tiempo en que vivieron, o del espacio que nos separaba, a todos –o al menos a mi- nos gusta poder ver esos lugares, poder sentir lo que sentían para poder entenderlos mejor.
El hecho de mirar sus objetos, de ver los paisajes que ellos veían por sus ventanas, de observar como y de qué cosas se rodeaban en su vida diaria, se plantea como algo mas allá de un simple, barato y liviano voyeurismo para en verdad transformarse en la búsqueda de canales de entendimiento.
Cuando se me presentan esas oportunidades, creo que en realidad trato de entender “su” Historia para intentar comprender un poco mejor la mía....
Curiosamente, en Ámsterdam las casas de Rembrandt y la de Anna Frank no están tan lejanas....solo las separan unas cuadras a pie por el sinuoso mapa de callecitas estrechas y canales del Centro de la capital holandesa.
La casa del célebre maestro de los Países Bajos en la pintura y el grabado, que comprara en 1639 pero que tuviera que malvender por sus deudas en 1656, fue al fin salvada por un notario que realizó todo un inventario de sus obras y objetos de arte.
Recorriendo la muy bien conservada casa del pintor ubicada en la Jodenbrestraat 4-6, pude observar la distribución de la luz en las salas que utilizaba para realizar su obra, además de las hermosas chimeneas en mármol, sus heterodoxas colecciones de objetos curiosos o extraños y sus camas empotradas en la pared, incluso en la cocina.....
Allí pueden observarse gran número de retratos y autorretratos con un increíble y minucioso detalle en los trazos, que otorgan una excelente definición aún en obras de dimensión muy pequeña...
También están los cuadros, enormes y oscuros, paisajes y retratos de las personas pudientes de la época, así como cuadros de discípulos y de otros pintores amigos.
En el tercer piso de la casa de Rembrandt –el atelier del pintor conservado con su caballete y sus herramientas- la luz era tan necesaria que entra a raudales...
Curiosamente, y mas acá en el tiempo, en otro tercer piso, -el de la casa de los Frank ubicada en la calle Prinsengracht 263- la luz era lo que escaseaba, porque ella era la posibilidad de ser vistos desde el exterior, de ser descubiertos por la ocupación nazi, debiendo vivir encerrados, casi a oscuras, y dependientes para sobrevivir de una ayuda externa confiable que dejó de ser tal cuando la traición fue mas fuerte que la solidaridad....Allí pude subir por los mismos escalones escondidos tras un armario, por los cuales subieron los descubridores del escondrijo secreto de los Frank y observar las pequeñas habitaciones, las paredes con sus empapelados originales, sus dibujos, su pequeña cocina, los pequeños espacios compartidos.
Escondidos durante 25 meses, tiempo durante el que la joven escribió el libro mundialmente conocido como su diario, hoy día traducido en mas de 60 idiomas, y cuyo original puede observarse en la propia casa.....
Los Frank -a excepción del padre de Anna, Otto Frank- y sus amigos los von Pels refugiados con ellos en la célebre casa, mueren en el tristemente célebre campo de concentración de Auschwitz.
La luz, para Rembrandt en su casa era la vida, una herramienta de su obra.
Para los Frank y su casa tapiada, la luz era un pasaje a la muerte.
Curioso no?

14.-ATADITO CON ALAMBRE

En la fría y lluviosa madrugada de febrero, el Lancia conducido por Gustavo avanzaba rápidamente por la autopista que sin solución de continuidad une Amberes con Amsterdam. De Bélgica a Holanda sobre la planicie inundada de mas carreteras, trenes y poblados. Y sin aduanas....
Un ruido sospechoso nos puso en alerta hasta que de pronto, misteriosa y definitivamente, el auto se detuvo.
Los elementales conocimientos mecánicos de tres orientales y un argentino-holandés (algunos lindantes con los mas elevados “bolazos”) no tuvieron el nivel suficiente para siquiera arribar a un diagnóstico consensuado.
Gustavo tomó el celular, llamó al equivalente al Automovil Club holandés y en poco mas de 15 minutos teníamos una camioneta de auxilio a nuestro lado.
A pesar del frío, la oportunidad fue bienvenida para aprovecharla fumando con Eric un cigarrillo a la vera de la autopista mientras autos y camiones nos salpicaban tanto como la llovizna fina y persistente.
Luego del diagnóstico, el mecánico concluyó que el Lancia no daba más, estaba fundido por la pérdida del aceite.
A los 20 minutos llega ahora un remolque cuya cabina parecía la de un avión y dotado de un verdadero taller mecánico portátil. De ahí nos vamos a la sucursal de la casa de seguros en un poblado vecino.
En silencio, bien atado como para que no se escapara, en la caja del camión el Lancia rumiaba su mala suerte y presentía su destino final....
Mientras Gustavo hacía los papeles necesarios, una secretaria nos atiborraba a café, masas y chocolate para el frío. Terminado el trámite, Gustavo sale manejando un coche del año pasado, que el seguro le proporciona por 4 días.
Ah, ¿y el auto?
Al día siguiente, al mismo tiempo que la empresa lo llevaba a un desarmadero, Gustavo ponía en el buzón de correo de la esquina los papeles firmados autorizando la muerte del viejo y querido Lancia.
Es que su entrada a taller y reparación salía más cara que buscar otro por Internet y comprarlo.....
Igual que acá....
En la calurosa tarde de final de marzo, mientras los campos ardían y los animales buscaban con ansias el agua y el pasto fresco en los bordes de los caminos, el Wolswagen Gol aguantaba los zarandeos y golpes de los trillos entre las sierras de Isla Patrulla.
Como todas las recientes, la jornada había sido extenuante. Calor, aire seco, los tábanos que te taladran sin descanso pero bueno, es el trabajo!!!!
Llegado a la última portera, vi que el indicador de la temperatura en el tablero subía acelerademente hasta casi los 120° C...
Sas...pensamos los ocupantes. Quedarnos justo aquí, en el medio de las sierras, y justo hoy que Uruguay va a hacerle 4 goles a Venezuela......qué mala suerte!!!!
Miré el celular: sin servicio. Caramba.
-Abri el capot, me dijeron mis compañeros.
Luego de varias hipótesis, el diagnóstico fue el de una falla eléctrica. Algo así como el cable que conecta con el turboventilador que realiza el enfriamiento del agua.
OK, Jonhy y Wilder abajo del auto, conectando y desconectando fichas y cables.
-Che, ¿no tenemos un pedacito de alambre?, me preguntan....
Miro a ambos lados, busco cerca de algun alambrado, y luego de algunos minutos la ficha queda nuevamente conectada y tan segura que nos permite llegar a tiempo a Treinta y Tres...y ver el partido.
Lamento que los uruguayos seamos tan ingeniosos!!!
Por culpa del alambre y el ingenio me tuve que tragar la derrota uruguaya frente a Venezuela en el propio Estadio Centenario!!!!!
Pero bueno, ahí está el Gol, funcionando, atadito con alambre.....
Igual que allá ......!!!!!

13.-AL SUR DEL SUR

Se dice que en los seres humanos, el miedo muchas veces adopta formas que no son de miedo, y pienso que al valor le pasa lo mismo. O sea, que el ser humano puede disfrazar tanto sus miedos como sus valentías....en especial cuando se enfrenta a algo desconocido, o poco conocido.
En eso pensaba hace algo mas de 20 años cuando el viejo avión Fairchaild de la Fuerza Aérea Uruguaya (gemelo al accidentado en los Andes) carreteaba por el aeropuerto de Punta Arenas, en el sur de Chile, el paso final para “saltar” a la Antártida.
Reí para mis adentros, mofándome de mis temores y armándome de valor.
Miedo –me dije- deben haber sentido Pizarro y sus seguidores cuando llegaron a Cajamarca a encontrarse con Atahualpa rodeado de miles de indios. Miedo también debería sentir el propio Inca hijo de Inti, ante los extranjeros llegados desde el mar con sus caballos y sus armas que escupían fuego...
Miedo deben haber sentido también Cortéz y sus secuaces cuando se enfrentaron por primera vez a Moctezuma en México, tanto como el que sentiría el rey de los aztecas ante el cumplimiento de la profecía del regreso de la serpiente emplumada....
(Un malentendido estimulado por la Malinche, que cambiaría el trazo de la Historia).
Miedo sentirían los quemados en las hogueras de la Inquisición, los perseguidos políticos de todos los tiempos, los primeros astronautas en pisar la Luna, los que murieron en el Challenger, los soldados que pisaron las playas de Normandía, los vigías de la Santa María de Colón, los que estaban en el Titanic, y tantos otros seres humanos a través de la aventura del Hombre en la Tierra......
Las miradas entre los integrantes de ese puñado de uruguayos –algunos como yo, debutantes en el gélido sur del sur- permitían entrever esa rara sensación de temor, o al menos de nerviosismo que ataca a cualquier ser humano cuando se encuentra ante situaciones opuestamente diferentes a las que enfrenta en su día a día y en ambientes conocidos.
Algunos de los “expedicionarios”, veteranos de esas lides, intentaban disimular sus inquietudes, pero sin duda, éstas eran muy inferiores a las mías, que para colmo no podía atenuar con cigarrillos......Es que dos enormes tanques complementarios de combustible, estaban depositados en el medio del avión, muy cerca de donde estaba sentado...
-Es por si hay mal tiempo en la base chilena, y tenemos que regresar sin descender, me dicen para tranquilizarme.......
Mirando por las pequeñas ventanillas, no terminaba de asombrarme con el increíble paisaje de los enormes témpanos de hielo flotando sobre el mar, que me iban preparando para lo que vendría después....
-Esto ya valió el viaje, me dije sin saber que aún me esperaba un escenario que no muchos mortales tienen el privilegio de conocer.
La inmensidad del entorno, dominado por el blanco del hielo y la nieve, el azul profundo del mar y los ocres escasos de las rocas que afloran en el verano antártico, hacen de verdad sentir a un Hombre su real pequeñez, te enrostra brutalmente su grandiosidad, te implanta su poder....
Resumiendo: te aterriza poniéndote en tu verdadero lugar, de minúsculo habitante destructor de este planeta. Y pensás: si Dios existe, debe andar por aquí.....
Te hace sentir culpable del enorme y paradójico hueco de la capa de ozono justo allí, al sur del sur, donde de tanto cuidar su equilibrio natural ni industrias tiene.....
Un paisaje físico agresivo, donde la nieve en tu cara lastima, el viento te ataca, y el frío penetra en la piel. Ese es uno de los costos que se deben pagar para poder ver ese paisaje.
Ese entorno puede llevarte al peligroso abismo de la soledad del cual solo otros seres humanos pueden salvarte.
Y terminas refugiándote en otros seres humanos, sin importar las razas, las religiones, ni los sistemas políticos de sus patrias de origen, intentando dialogar con rusos y tomando su vodka, o con los chinos comiendo sus comidas.
Se aprende de verdad lo que es la verdadera solidaridad.
Es que allí, como si no importara su nacionalidad, su investidura o su vestidura, otro ser humano es eso y nada más que eso.....
Y nada menos que eso!!!!!

martes, 18 de agosto de 2009

12.-NOSTALGIAS.....ERAN LAS DE ANTES!!!!!!!!

LA NOCHE DE LA NOSTALGIA
Uno de los componentes de la vida diaria del Hombre que puede llegar a generar un estado de comunicación y excitación es la música, una manifestación universal que ademas–según los géneros- nos permite expresarnos ludicamente a través del baile, cuando nos animamos claro...
Muchos sociólogos y observadores de la realidad entienden que los uruguayos poseemos –dentro de nuestro perfil típico –un toque de seriedad; nos pintan de grises, y remarcan que no somos alegres. A nivel de música, dicen que estamos signados por el tango que está siempre mirando atrás, rememorando lo perdido, y que estamos también marcados por la seriedad y adustez de Zitarroza y sus letras, ademas de otras señales tangibles en el sello de marca en el orillo de nuestra personalidad. La milonga campera, los cielitos, andan en tonalidades vecinas a lo antedicho, y en un mismo “ancho de banda” quiza puedan salvarse la inventiva del canto repentivo payadoril, las relaciones del Pericón Nacional o las clásicas de “que venga el trigo que venga el máiz....” Hasta nuestras músicas ciudadanas mas “alegres”como la murga y el candombe no dejan de traslucir ese “algo” que llevamos adentro, rara herencia de ancestros españoles e italianos, para nada serios y adustos...... La murga nos hace reir un poco mientras nos remarca la parte mas cruel de la realidad y la actualidad del país, y los morenos con sus tamboriles parecen no poder romper todavia con aquellos dolores ligados a su origen y al origen de su música.......A pesar de que podamos con ellos reir, saltar, y tratar de bailar emulando groseramente a sus vedettes, nos queda una especie de remanente interior, similar a la insatisfacción en la búsqueda inconlusa de una plenitud que creemos no poder alcanzar jamás....
Tambien esos estudiosos se encargan de “compararnos” con los vecinos de puertas. Con los argentinos no hay problemas, somos mas parecidos que diferentes. Con los brasileros, nos contrastan con su innata alegria que, para los mas exhigentes, linda a veces con la irresponsabilidad al cotejarla con su entorno social.Obviamente, se refieren a los que vemos en el carnaval carioca o en el bahiano que año a año nos trae por televisión el incansable Julio Alonso, mostrando como, para nuestro espanto y envidia, pueden bailar y cantar impunemente en las calles, mientras que nosotros lo hacemos siempre de noche, encerrados, y estimulados por alguna cerveza o algo mas potente. Olvidan que los norteños, además de la esquemática trilogía de praia, carnaval e futebol, es un pueblo lleno de saudade, un término cuyo concepto abarca bastante mas que la nostalgia...
Dicen tambien que vivimos demasiado mirando el pasado....Que Wilson y Zelmar, Rivera y Oribe, que Artigas, Varela, Gardel, Leguisamo, y tantos otros... Idolatramos la numero 5 de Obdulio en San Cono, nos emocionamos con el poncho de Aparicio y el sobretodo de Batlle, lagrimeamos un poco cuando repasamos en blanco y negro el gol de Ghiggia en el 50, los hinchas de Peñarol añoran a Morena que hace tiempo ya no juega mas, los de Nacional a Carrasco que hace muchos años que no juega mas…..
Fútbol era el de antes, políticos eran los de antes, música era la de antes, tiempos eran los de antes, decimos y escuchamos que dicen. Es cierto que hay mucho de cierto en todas esas aseveraciones, rasgos particulares de una radiografia general uruguaya y que no son para nada excluyentes de otras facetas mas “positivas” que sin duda poseemos.
Pero hace no muchos años alguien –uruguayo por supuesto- inventó la “Noche de la nostalgia”. ¿Un buen motivo para hacer buenos negocios o una idea genial? . Probablemente nunca lo sabremos, ni creo que a esta altura importe.
Lo cierto es que la noche se ha transformado en un éxito en todo el país. Miles de uruguayos rasgan los bolsillos, se olvidan de las “pálidas” y se vuelcan en masa a centenares de lugares aggiornados para la jornada.
Claro que el público es esencialmente de la “segunda edad”, aunque no faltaran los de la tercera...Parece ser que la edad es una condición insalvable para disfrutar de una noche especial, que nos impulsa a salir a cenar o bailar, (o ambas cosas) al sonar de los ritmos del 60 y del 70... Esa noche esta dirigida a todos quienes vivimos en esa franja etaria de límites difusos, a los que transitamos el camino de los demasiado viejos para ser jóvenes pero demasiado jóvenes para ser viejos, aunque ya seamos abuelos....
Pero en definitiva, cualquiera sea la edad -que al final poco importa-, esa noche seguramente no aceptaremos tener hijos ni nietos que cuidar, porque “los jovatos se van de jodaina, viste” como comentarán socarronamente hijos e hijas, nueras y yernos.... llegando los mas osados y confianzudos a sugerirnos atuendos y lugares donde ir. Claro, quienes nos ven salir con esa especie de puntual acne juvenil del 24 de agosto a la noche, se encuentran mayormente todavia en una etapa de adquisición de sucesos, amores, momentos, en fin de recuerdos en general, los que mas adelante se incorporaran a su stock con capacidad de nostalgias.... Es que cuando sos joven todavia no tenes un gran bagage nostálgico que te acompañe, que te pese y que te pida a gritos que alguna vez lo liberes de su prisión.
Pero por esa noche volverán las polleras un poco mas arriba de lo recomendable, el perfume aquel “que tanto te gustaba”, el maquillaje esmerado, el suplicio de la corbata, el traje puesto a regañadientes y que apenas cierra, y “esa camisa nueva que te compré, si no ¿cuando te la vas a poner?” Visto los preparativos, mas que nada parece una noche de reconquista......
Claro que nos vamos a bailar con la patrona, no tan enlazados como hace 20 o 30 años porque sencillamente algun exceso abdominal de ambas partes impide “apretar” como en otros tiempos.En realidad, vamos a sanamente revivir pasiones, lugares, músicas, luces, y a rencontrarnos con otros amigos con el único consuelo de poder comprobar in situ que el tiempo no ha pasado solamente para nosotros sino que tambien para ellos. Haremos un viaje a nuestras propiedades intangibles, a una parte de nuestros afectos mas escondidos, que saltaran cual átomo liberado de su órbita....
Lo que primero extrañamos es justamente eso, nuestros años y kilos de menos, aquella energía sin incipientes reumatismos que nos permitia movernos toda la noche casi sin parar. Ahora nos ahogamos a los primeros compases de “Salta salta salta, pequeña langosta” y salimos arrastrandonos a buscar la mesa, sentarnos con el medio y medio, y a mirar con cierto matiz de sana envidia a los que siguen tan campantes como entonces...!!!!!!!!!
Muy probablemente mañana decidamos dejar definitivamente el cigarrillo, o nos determinemos a hacer esos ejercicios diarios que hace tanto tiempo el médico nos recomienda....y eso seria muy positivo, sin duda.
Como contrapartida, tambien estan los “anti nostálgicos” que por supuesto tienen el derecho de vivir una noche igual pero en sentido contrario. (Me intriga saber como sería la noche de la “Anti nostalgia”....) Otros tantos, “celebrarán” esa noche en soledad, ”mal compañero de viaje” al decir de Dino y una peligrosa vecina de la nostalgia... Pero la del 24 es una noche de divertimento grupal, entendiendo que se puede ser nostálgico en la alegria compartida en solo unas horas. No se preocupen los jóvenes y los “contras”: una noche de viaje a nuestro interior es solo una noche. Luego del descanso obligatorio, la realidad se encargará de mostranos nuevamente su duro rostro, pero saben?; seguramente la encararemos con otra onda.
Es bueno ese paseo por nuestro pasado de la mano de la nostalgia. El tema es no vivir toda la vida aferrada a ella, o mirando continuamente hacia el pasado. Eso déjenlo para los geólogos, que tienen que conversar y descifrar la historia de fósiles y rocas que, para colmo, no te hablan...y esto se los digo con propiedad (!!!!???)
En definitiva, creo que cuando llegamos exhaustos a casa, lo que mayormente sentimos son nostalgias de nosotros mismos, de lo que éramos en otros tiempos....
Es que el tiempo pasa....
Siempre es bueno nostalgiar un poco....

lunes, 10 de agosto de 2009

11.-LLUVIAS DE ABRIL

-Menos mal que se vino el agua....comentó radiante el productor a su mujer mientras aprontaba el mate en la nochecita santa del jueves santo.
-Lo lamento por la gente que esta acampando en el arroyo, dijo ella, mientras ponía un cuarto de oveja en el horno de la cocina a leña.
Unas pocas hectáreas, algunas ovejas y vacas, un par de caballos, un par de manos encallecidas y un par de gurises durmiendo rendidos en sus humildes camitas: el producto de años de trabajo duro y de amores compartidos.
Para ellos, nunca había turismo. Ni siquiera una pausa en el trabajo de todos los días.
Marcar, señalar, recorrer, vacunar, curar, bañar, montear, alambrar, eran y son los verbos asociados al trabajo de cada día, sin importar el clima.
-Que lo parió, como llueve, dijo no lejos de allí el acampante a su familia, mientras entraba empapado a la carpa después de hacer la clásica zanjita alrededor de la misma....
-Bueno, pero pensá que la tierra está reseca y esta lluvia le viene muy bien a la gente del campo, le objetó su esposa mientras preparaba las tortas fritas.
Para ellos, las vacaciones de la semana de turismo se acercaban a su fin. Habían sido varios meses de ahorro, de arreglos del auto, de compra de aparejos, de preparación de ganchos para las mulitas....
Dos lecturas diferentes para el mismo hecho. Ambas acomodadas a sus necesidades y aspiraciones.
Para el primero, la lluvia era una bendición para sus campos. Varios meses sin llover habían desecado los bañados, secado las cañadas, dejando ralas las pasturas, flacas las vacas y las ovejas.
Por temor a la prolongada sequía, se había desprendido de parte de sus ganado a precios de bicoca en la feria del pago. También habían enflaquecido sus bolsillos, y su capital en animales había descendido en una forma alarmante.
Para el segundo, la tormenta y la lluvia serían factores de aceleración de su regreso a la ciudad.
Magra las cacerías y ni hablar de esa cañada donde le dijeron que había “pescao en cantidad” y apenas lograron enganchar unas humildes mojarras que ni para la foto daban. Minga de bagres y tarariras, ni siquiera alguna miserable anguila....
Y ni te cuento de encontrar mulita sin perro.
Para colmo, los botijas, hartos de recorrer todo el monte hasta mapearlo con total precisión, ya se volvían insoportables adentro de la carpa.
-Aguantamos esta noche y mañana cargamos todo y nos vamos, le dijo el turista a su mujer. Espero que no haya mucho barro y podamos salir tranquilos...
Ella, de manera disimulada y para entretenerse en algo, comenzó a preparar los bolsos mientras los gurises se enfrascaban en una escoba de 15.
Las tortas fritas se apilaban sobre el plato mientras el papel aceptaba el exceso de aceite caliente....
-Mañana me voy de recorrida al potrero grande. Tengo que “desojar” las ovejas, dijo el productor a su mujer.
Ella, echó unas leñitas al fuego por la puertita de la cocina económica. El olor de la carne asada inundaba la cocina tanto como el humo que escapaba por algún agujero del caño. La caldera resoplaba sobre la plancha.
-Viejo, ¿por qué no te das una vuelta por el campamento de esta gente? ¿No precisarán algo? Digo....no se, como está lloviendo....
-Ta bien, termino el mate y voy hasta allí...
-Juan, ¿qué te parece si le llevas unas tortas fritas a la gente de la casa? Los chiquilines no van a comer todo esto...Digo...no sé, ya que estás todo mojado.....
-Bárbaro, prepáramelas en una bolsita y ya voy...
La lluvia intentaba amainar......
La solidaridad turística crecía desde su práctica ....

10.-HAY PEAJES Y PEAJES

Vivimos en la época de los peajes, y el Uruguay no ha escapado a esa regla de la modernización. La penetrante “Megaconcesión” ha llegado y se ha instalado en Uruguay con varios Consorcios que llevan nombres que ha veces te invitan a soñar: “Camino a las Sierras”, por ejemplo. Otros son mas duros: Consorcio del Este, Consorcio Ruta 5; así a secas, nada de soñar, lo importante es cobrar.
Nuestras carreteras, humildes sucedáneas de las autopistas, están hoy dia plagadas de puestos de peaje, que nos hacen sentir como extraños en nuestra propia tierra: debemos pagar para tener derecho a circular en nuestro propio pais!!!!!
Ninguna ruta nacional escapa a la presencia de esa especie de gendarmes de nuestros caminos, donde la ingeniería vial parece conjugarse a la perfección con la ingeniería de recaudación.......
Y no hay escapes....Basta mirar el mapa del país para comprobarlo. Claro que existen las trampas, esas a los que los uruguayos somos tan proclives para esquivar las leyes...Y como en el cuento, esas trampas se llaman atajos. Los “atajos” existentes, que hacen mas largos los recorridos y por lo tanto curiosamente dejan de ser atajos, no tienen peajes, no tienen Policía Caminera, ni rotondas iluminadas, ni carteles de publicidad, ni teléfonos de socorro, como tampoco banquinas, pero si tienen pozos en abundancia......
Si por ejemplo vamos para el este, llegado el momento y en pleno viaje, inevitablemente se planteará a bordo la disyuntiva:
-Vamos por Pando o por la Interbalnearia? preguntará el conductor.
Y mientras se aproxima el punto para tomar el atajo mas largo (¡!) y urge una decisión, los pasajeros estudian el balance: ir por Pando son 100 $ menos, pero lleva mas tiempo.....aunque la 8 esté buena!!!
Pero aunque nos salvemos de uno, en definitiva ello poco importa salvo que tengamos un gasolero que abarate el consumo. En síntesis, viajemos a trabajar, a pasear o simplemente a descansar, al llegar al puesto de peaje, hay que pagar....Y allí están ellos, pulcros e iluminados, como una especie de túneles ineludibles atendidos por simpáticas señoritas que amablemente nos desean buen viaje luego de cerrar la caja registradora, y nos llenan de papeles de autopromoción de sus nuevas obras, que demoran y parecen no llegar nunca....
Pero además de los peajes de nuestras carreteras –y de otras en el Mundo- la vida misma está llena de puestos de peaje.
En muchos momentos debemos pagar peajes para seguir nuestro camino....y esto válido en el trabajo o en el amor, en el arte y en el deporte, etc.etc.
Muchos de esos peajes los debemos pagar en dinero, pero otros duelen porque pegan a los afectos, los sentimientos, las posibilidades de desarrollo personal, las cosas y los seres queridos......Y esos son los peores.
Paga peaje el muchacho del Interior que viene a estudiar a Montevideo. Hasta mis épocas de estudiante universitario, para los compañeros montevideanos no dejábamos de ser los “canarios”, algo atrasados, mas lentos que la media, menos cancheros en la gran ciudad. No importaba la distancia al punto de origen, fuera Florida a 100 km como Artigas a 600.
Situación que se revertía cuando ellos, los montevideanos, se van en Turismo al interior.....Nunca faltaban invitados a pasar algunos días en el campo como tampoco algún caballo manso pero con la cincha apretada de más y que los revuelca a los primeros pasos.....
Peajes pagan los artistas, y te lo cobran los dueños de los grandes medios de información, los agentes culturales, los relacionistas públicos, y “mucho gato con tarjeta que la va de gran señor”. Apenas te nombran, necesitás referencias (de capitalinos, claro), padrinos, hinchas con peso en la mass media....
Peaje pagan los deportistas, porque vienen mal preparados técnicamente, no saben nada de tácticas ni estrategias, ni hablar frente a los micrófonos, ni qué hacer con la plata que van a ganar, mal “puchereados”, aunque sobran ejemplos que demuestren lo contrario.....
Parecería ser que si venís de afuera (o de tierra adentro), tenés que demostrar varias veces si realmente sos bueno en algo porque con una vez que lo hagas, no alcanza.
Claro que si venís del exterior sos Gardel. Poco importa qué hagas, dónde lo hagas y cómo lo hagas, lo que importa es que lo haces fuera del pais....
Un botija que se va hoy de Defensor o Danubio a jugar en Europa, al poco tiempo parece que esta jugando mas, y que ya esta para la selección. Y yo me pregunto: todo lo que sabe lo aprendió allá en pocos meses, o ya jugaba bien igual estando aca?
Y esta postura –en parte- es quizá el reflejo de nuestra formación europeísta, posteriormente americanista (de USA, no de la verdadera América), de nuestra constante mirada a pensadores, poetas, filósofos, educacionistas del otro lado del Atlántico Norte....
Por algo tuvimos cuatro años de francés en el Liceo con Nelly y con Chichita, en el viejo libro “Le francais au Liçee” , cuyas tapas cambiaban de color según el año. Por algo también tuvimos dos años de Inglés con Neneta y Albita.....
Peajes pagamos también cuando amamos, cuando perdemos a un ser querido, cuando el alma se te llena de recuerdos. Muchos mas costosos que los 100 $, sin duda....
Pero aunque me duela, prefiero pagar este último y no aquellos.....
Son duros los peajes que pagamos en nuestro camino de vida.....