Concierto en Jacksonville

Concierto en Jacksonville



Bienvenidos!!!


Bienvenidos a este espacio...Yme apresuro a aclarar que -como me comentó hace poco una señora al parecer desilusionada- este no es un blog de música, o exclusivamente de música...Si bien es importante en mi vida, tambien existen otros temas que iran saliendo como al pasar. Y no serán temas emanados exclusivamente de Conservatorios o Universidades; serán el resultado de lo adquirido al recorrer el camino que forma a todos los seres humanos desde que nacen: el de la Vida.

PROXIMAS ACTUACIONES

Viernes 22 de agosto: Museo del Vino .Maldonado y Gutiérrez Ruiz. Hora 21:30. Cubierto artístico: $250.

Viernes 29 de agosto: Museo del Vino Maldonado y Gutiérrez Ruiz. Hora 21:30. Cubierto artístico: $250.

Noneto Sala Zitarrosa_11 de Marzo del 2011

Noneto Sala Zitarrosa_11 de Marzo del 2011
Alvaro Hagopian (Piano) Cono Castro (contrabajo) Jorge Trasante (Percusión) Matias Craciun y Franco Locardi (violines) Bruno González (viola) Rodrigo Riera (cello) Jorge Nocetti (Guitarra electrica) Nestor Vaz (bandoneón)

Noneto con Larbanois Carrero

Fotos del Quinteto

Fotos del Quinteto
Quinteto en La Spezia (Julio 2009)

Quinteto en Guambia (julio 2009)

Quinteto en Jacksonville (julio 2010)

Matias Craciun

Alvaro Hagopian

Cono Castro

Jorge Nocetti

Nestor Vaz

SECCION DE FRASES SUELTAS (Que también podria llamarse "Fuera de contexto...")

Pensamientos que surgen, o que vamos encontrando por ahi....


Hay un punto en tu vida, en el que te dás cuenta: quién importa, quién nunca importó, quién no importa más, y quién siempre importará.


No todas las distancias son ausencias, ni todos los silencios son olvidos, pero como se parecen!!!


Tengo todo el tiempo del Mundo, pero no quiero perderlo ahora....


Intento vivir con el paradigma de decir lo que pienso y hacer lo que digo. (Líber Seregni)


Hay basura por todos lados. Pero lo contundente es irreversible. Lo bueno es bueno, y lo mediocre es mediocre. (Hugo Fatoruso, sobre el buen gusto musical)


Nos volvemos muy viejos demasiado pronto, y un poco sabios demasiado tarde....


Siempre el coraje es mejor.La esperanza nunca es vana.(Jorge Luis Borges)


Si el Mundo fue, ya no sera una porqueria, porque en el Mundo estamos vos y yo. (Horacio A. Ferrer)


Es mas facil desintegrar un atomo que un preconcepto (Albert Einstein).

Dejá no me lo repitas más
nosotros y ellos vos y yo
que nadie se ponga en mi lugar
que nadie me mida el corazón.
(Fernando Cabrera, "La casa de al lado")

jueves, 28 de febrero de 2013

87.-ASI ESTA EL MUNDO, AMIGOS.

Un día,  un primate se irguió por primera vez y descendió de los árboles para caminar sobre sus miembros traseros: ese primer Homo comenzó a marcar el terreno con su impronta. Era un amanecer luminoso, pero él nunca supo de la gravitación de ese su primer paso: ya nada sería igual sobre el planeta Tierra. Comenzaba otra Historia, aparecía una especie que llegaba para implantarse como dominante... 

El Homo fue primero individualidad, comenzó a defender y aferrarse a sus propiedades: una piedra cortante, un martillo, un trozo de alimento, una piel de abrigo. Luego compartió el medio ambiente y las cavernas que habitaba con otros semejantes: esos proto hombres comenzaron a socializarse. Intuyeron que debían unirse para enfrentar problemas comunes, como forma de alimentarse, mantenerse y perpetuarse como especie. Pero nunca perdieron su unicidad, y pelearon con ferocidad para mantenerla. 

Luego, 7, u 8, o quizá 10 mil años de una interminable cadena de guerras, acuerdos y desacuerdos, amores y odios, hazañas y traiciones, vida, muerte, miserias, hambrunas, pestes, dioses, religiones, arreglos y desarreglos, técnicas y magias, sombras y luces a lo largo de la Historia, el ser humano llegó hasta hoy día.

Viaje complejo si los hubo, hasta un presente complejo si los hay. Y un futuro incierto, quizá también complejo.  

Cuanto ha cambiado el escenario desde unos siglos hasta aquí?  

En algunas cosas mucho. En otras muy poco, o nada.  

Hoy día­­ la Humanidad se auto-engaña con un tinte dadivoso, creando organismos con finalidades que ya todos sabemos nunca se van a cumplir en su totalidad. Cuando miro el Mundo y veo su evolución, concluyo que algunas de estas organizaciones me resultan cada vez más ineficientes en el logro de sus cometidos, por no caer en el desánimo de decir que son casi absolutamente inútiles. Algo se hace. Pero aun no alcanza. 

El Hombre creo la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para organizar, proteger y defender el trabajo de los seres humanos, pero aún quedan más de 200 millones de niños menores a 12 años trabajando en condiciones infrahumanas, 50 millones de ellos en el África subsahariana. El trabajo de esos niños es muchas veces riesgoso para su  salud física, mental, espiritual y moral, e interfiere con su desarrollo social y con su educación.

Esos niños, -que constituyen el futuro del Planeta-, deberían estar estudiando, sanos, bien alimentados y emocionalmente  contenidos, en lugar de desprotegidos,  malnutridos  y sin los puntos de referencias imprescindibles para empezar a recorrer el camino de vida.  Es muy difícil que puedan desarrollar todo su potencial desde una desigualdad de condiciones en referencia a los que sí pueden hacerlo. 

El Hombre también creo la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), pero mientras el primer Mundo tira la comida que le sobra en millones de restaurantes, entre 40 y 60 millones de personas mueren cada año debido al hambre y las enfermedades relacionadas: la mayoría son niños.

El primer Mundo desperdicia y mal administra sus recursos alimentarios, mientras el 28% de la población asiática está a punto de morirse de hambre, en el continente africano uno de cada cuatro seres humanos está malnutrido, y en  Latinoamérica una de cada ocho personas se va a dormir hambrienta cada noche. 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) no logra impedir que 35 millones de personas estén enfermas de VIH/Sida, la última gran pandemia, y que un número indeterminado sean portadores del virus: más de la mitad están en el África subsahariana. 

No es casualidad que el sector más “enfermo” del Planeta sea el Tercer Mundo. Allí, además de Sida, malaria, tuberculosis y otras malas yerbas, no hay dinero suficiente para mejorar sus servicios higiénicos ni sanitarios y los medicamentos para las enfermedades son demasiado caros, se han dejado de fabricar o bien no existen porque no se ha llevado a cabo la investigación necesaria. Parece ser que hoy día, el eje del mercado farmacéutico es el retorno de los beneficios. Allí donde no hay mercado, no hay investigación y el resultado de todo esto es que el 80% de la población mundial no puede acceder a los mejores medicamentos. 

El Hombre creo la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), pero en la mayoría de las naciones la calidad de la educación no progresa ni se aggiorna a los nuevos tiempos y apenas abate el analfabetismo, la ciencia progresa a menor ritmo que los males que aquejan a los humanos y parecería no tener el suficiente retorno para la población, y la cultura está bajo el dominio del mercado, transformándose en un bien en proceso de desvalorización en la bolsa de valores de los gobiernos. 

Y solo vimos trabajo, ciencia educación, cultura y salud. 

Aun hoy –y al igual que en el pasado- la Humanidad vive pendulando entre la guerra y la paz, entre la riqueza y la pobreza, entre el hambre y el despilfarro.

Aun hoy la Humanidad construye una Sociedad donde hay más armas para dar muerte que recursos para sostener la vida.  

Aun hoy la Humanidad no ha encontrado un líder religioso que se plante en medio del frente de batalla y haga parar las guerras que mantienen algunos humanos que se matan por mandato de los dioses. 

Aun hoy la Humanidad no ha encontrado un líder político que cambie las armas de sus ciudadanos por instrumentos para el arte y la cultura: 1 revolver= 1 violín. O una escopeta = 20 libros. O 1 rifle = 10 pinceles y una acuarela. 

Aun hoy la Humanidad pare naciones poderosas que actúan como los únicos y valederos jueces, que deciden el destino del resto de los pueblos en una partida de póker entre 10 y con las cartas marcadas. Cual modernos Minos a las puertas del infierno del Dante, decidiendo con los rollos de su cola el círculo destino del resto de  los mortales.

Igual que ayer, unos pocos se aferran a su status con todas las fuerzas, tanto como se esfuerzan en represar las demandas y el desarrollo justo de los miles de millones que - desde la platea del patio trasero del Mundo- ven como en el escenario esos poderosos titiriteros manejan los piolines de sus marionetas representando una comedia en la que siempre son vencedores. Y ya sabemos quiénes serán los vencidos. 

Quizá el Hombre podría volver a los árboles. 

Pero el camino ya está trazado. Y creo que el recorrido es irreversible: ya no se puede volver atrás.

1 comentario:

  1. Lamento profundamente, no sabés con qué intensidad, que tengas tanta razón.

    ResponderEliminar